Divina Misericordia.

Nos llenaste de concordia
aquel sábado de olores;
Santo Varón de Dolores
mezclado entre verdes ruanes,
Divina Misericordia
que le pusiste colores
a cielos desoladores
y a todos nuestros afanes.