SôL.


SôL de sones penitentes
de la Sevilla cofrade
clásica estampa hispalense
de las jornadas celestes
de primaveras de salves.

SôL de Domingo de Ramos
preludio de una semana,
tras una palmera cimbreante
y miradas expectantes
un mar de plumas te aclama.

El Lunes un SôL de ocaso
se posará por costumbre
por Dos de Mayo y Temprado
sonando muy fuerte y claro
con Aguas de Guadalupe.

¡Oh! Rosa del Arenal,
orgullo Baratillero,
ese Miércoles maestrante
con Piedad en el semblante
y un manto de SôL entero.

Exaltación o Anabasis
da igual castellano o griego
resonará de igual forma
cuando el SôL de la hora nona
aparezca en Los Terceros.

Y cuando una Cruz de Carey
por Triana el Viernes sale,
va con ella un Nazareno,
que sin SôL no anda ligero
porque ni quiere ni sabe.

SôL de sones penitentes
de la Sevilla cofrade
clásica estampa hispalense
de las jornadas celestes
de primaveras de salves.