Concierto


Estaban de cumpleaños
y se dejaron querer
buscando tu Gran Poder
con los sonidos de antaño
para buscar los peldaños
que tu presbiterio marca,
y empezar con Santa Marta
formados en la palestra
como la Madre y Maestra
pide la Venia en su carta.

Derechos Como un clavel
sus sonidos repartían
grabando sus melodías
desde el altar a un dintel,
donde desde su dosel
Lágrimas de San Lorenzo
humedecían el lienzo
de plaza, que primaveral,
besa una mano un caudal
cuando la gloria es comienzo.

Y una Basílica llena
de almas y sentimientos
fue testigo del encuentro
de toda esa gente buena
que ante tu Cara morena
quiso aliviarte los pasos,
y prendido en Tu regazo
dejaron su corazón,
llevándose tu Bendición
junto a un Dolor y Traspaso.